Combatir el Coronavirus con herramientas propias

Ya que de momento no existe una vacuna ni tratamientos antivirales eficaces, lo único que nos queda es estimular el sistema inmune para prevenir la enfermedad.

Cómo puede ser que exista gente que no fue contagiada, mientras que tu vecino sí. Dónde esta la diferencia? La clave para no enfermarse, es la tener una inmunidad muy fuerte. 

La OMS (Organización Mundial de la Salud) nos dado unas recomendaciones higiénicas para prevenir este virus, algunos de ellos son:

No compartir vasos o platos

No compartir artículos de uso personal

Desinfectar objetos y superficies que se tocan con frecuencia

Lavado de manos de forma adecuada y completa

No tocarse los ojos, la nariz y la boca sin previa limpieza de manos

Evitar sitios muy abarrotados

Una vez se tiene en cuenta las recomendaciones, lo segundo es tomar medidas para fortalecer la inmunidad.

Pero parece que se nos pasa por alto que nuestro sistema inmune es otra gran herramienta para luchar contra esta pandemia; grandes inmunólogos y especialistas en fitomedicina hacen hincapié en la inmunoestimulación como otra potente arma para luchar contra la enfermedad, recomendando a las personas sanas reforzar su sistema inmunológico, además de las ya nombradas medidas higiénicas, para reducir el riesgo de contraer este tipo de virus.

La Doctora Sari Arponen, Especialista en Medicina Interna (experta en Infecciosas y VIH) del Gregorio Marañón de Madrid, con quien tuvimos el placer de hacer una interesante formación la semana pasada en Madrid nos ha regalado este excelente artículo:

En este artículo explican claramente lo siguiente “ Para los que deseen prevenir la infección por el coronavirus u otros virus respiratorios, se propone siempre son evidencia científica y/o plausabilidad biológica, la optimización del estado nutricional con ciertos suplementos. Pero no se deben tomar por cuenta propia, sino que debe ser una estrategia de apoyo individualizada, con el guía de un profesional sanitario.”

Especialistas de otros países, como la Dr. Oriana Salazar, del Kirei Center, explicó la eficacia de la Vitamina C en el refuerzo del sistema inmunológico. «Aumenta ciertas células que hacen que el sistema sea mucho más fuerte para enfrentar los virus como el COVID-19. No es una cura pero es una herramienta para aumentar las defensas y estar preparados para los virus”. La vitamina C  neutraliza los radicales libres en todo el cuerpo y dentro de las células, manteniendo las funciones fisiológicas y previniendo la infección. Nuestras células inmunes tienen una gran necesidad de vitamina C.

El médico y profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, Jorge R. Alonso dice:” Existen varios trabajos científicos con plantas medicinales que demostraron actuar no sólo desde la inmunoestimulación, sino también en el efecto inhibitorio sobre diferentes coronavirus”.

La médica inmunóloga Jenna Macciochi, de la Universidad de Sussex, dice: “Esta es una infección grave y ninguna cantidad de intervención en el estilo de vida te hará invencible”,  “Pero hay muchas cosas pequeñas que puede hacer para fortalecer su sistema inmunológico”,» las personas sanas y relativamente jóvenes tienen la responsabilidad de mantenerse bien para evitar propagar una infección que podría matar a alguien más vulnerable”.

Desde la Naturopatía y nuestro humilde conocimiento, creemos que todas la herramientas son necesarias, y que es tan importante seguir las recomendaciones de los servicios de salud del estado como tener un sistema inmune fuerte.

Hacer una alimentación baja en carbohidratos, rica en frutas y verduras de diferentes colores, nos dará una amplia variedad de antioxidantes y antinflamatorios que el cuerpo necesita para combatir las infecciones; las frutas y verduras enteras y con piel sólo si son ecológicas, ya que contienen fibra esencial que alimenta la microbiota del tracto digestivo,(recordar que en el intestino está el 80% de nuestro sistema inmune) .

La buena calidad de sueño, ya que mientras dormimos la hormona melatonina estimula nuevas células inmunes.

El movimiento  es esencial para el sistema linfático, ayudando a sus células  a  moverse por el cuerpo para vigilar y combatir los gérmenes que podrían estar tratando de ingresar en el organismo; el músculo produce químicos que funcionan en nuestra glándula del timo, órgano inmune esencial.

El agua también es importante, ya que si una persona se deshidrata, cambia la capa de moco de su tracto respiratorio y  digestivo, haciéndonos mas vulnerables.

Y por supuesto, la toma de ciertos suplementos con evidencia científica, como ya hemos explicado anteriormente en el artículo, tienen que ser individualizados  y pautados por un especialista actualizado y cualificado.

¡Y antes que nada piensa en obtener una inmunidad de Acero! Nuestra mejor herramienta para combatir esta enfermedad.

¡Juntos podremos combatir esta enfermedad!  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *